Sígue Notivisión en Facebook

Quiroga, Mich.-Con el conflicto derivado de la obra que se realiza en la avenida Lázaro Cárdenas Sur y Libramiento un grupo de ciudadanos acudieron a las instalaciones de la Palacio Municipal para ser escuchados por las autoridades municipales donde el síndico intentó gritar y callar a los inconformes.

Durante la reunión se externó la inconformidad que existe ante la tardanza y el poco personal que trabaja diariamente y por algunas horas en la obra que primeramente externan ser con recurso estatal y luego aseguran es una obra municipal.

En la desesperación el síndico municipal Lic. Rogelio Chávez Herrera comenzó a gritar molesto a lo que los asistentes le exigieron no se enojara y guardara silencio.

La desesperación que muestra el gobierno ante la asistencia y exigencia del pueblo es detonante y se muestran como una autoridad nada tolerante ante la adversidad que exige el puesto que el pueblo mismo les otorgó.

ÚNETE A LA CONVERSACIÓN