Sígue Notivisión en Facebook

Firmas

NEPOTISMO

UN PROBLEMA QUE ATAÑE A LA POLÍTICA
MTRA. MARITZA CARRANZA ALCANTAR

maritza carranza

Para poder hablar del Nepotismo, es necesario que tengamos perfectamente identificada su definición, como la predilección exagerada que algunos funcionarios en actividad que ocupan cargos públicos poseen respecto a su familia, allegados y amigos a la hora de realizar concesiones o contratar empleados municipales, estatales o federales.

En estos casos, el individuo que accede a un empleo público logra el objetivo por su cercanía y lealtad al gobernante o funcionario en cuestión, y no por mérito propio o capacidad.

Esta no solo es una violación de normas éticas pero también jurídicas, ya que la Declaración Universal de los Derechos Humanos, proclama en su artículo 21 inciso 2 la igualdad de acceso a los cargos públicos, y en general al derecho de igualdad de oportunidades. Hoy en día podemos ver que en algunos casos los ayuntamientos municipales parecieran ser un negocio familiar, donde se favorecen al círculo consanguíneo cercano del edil en turno y es que es bien sabido que al lograr obtener triunfo, los primeros en buscar acomodarse en la administración entrante son los familiares quienes pese a no contar con las capacidad, conocimientos y aptitudes son designados en puestos de primer nivel con salarios elevados.

Este modo de emplear esta acción mal empleada de la política varía según los casos. Pero se trata siempre de quienes utilizan en provecho propio lo que son bienes colectivos.

Se sabe que el estar en la presidencia es de por sí, puerta abierta a una enorme cantidad de relaciones y recursos proclives a ser malversados, esto es, utilizados para provecho personal además del colectivo para el que fueron diseñados.

No hemos aterrizado en dejar la toma de decisiones en la ciudadanía, seguimos carentes de esa apertura pero sobre todo de magnificar el significado de abusar de la confianza otorgada por el pueblo para hacer de esto un modo de vida.

El nepotismo, esta maliciosa vinculación entre lo familiar y lo personal con moderna edificación institucional, nos está perjudicando dentro del sistema democrático para frenar su eficacia y productividad social y de esta forma alguna de estos “familiares”, se transforma incluso en soberbia violenta y atropello cuando la ciudadanía les recuerda su origen político.

Recordémosles a los servidores públicos que como su nombre lo indica, están para servir a la ciudadanía y fueron electos porque la gente confió en el proyecto político que encabezaban, que no se les olvide que son “Empleados del pueblo”.

Mtra. Maritza Carranza Alcantar

ÚNETE A LA CONVERSACIÓN