Contacta Notivisón TV
desaparecidos desaparecidos

Firmas

LOS PRIMEROS DESAPARECIDOS POLÍTICOS EN MICHOACÁN: DESAPARECIDOS P´URHÉPECHA

Por: Pável Uliánov Guzmán

FOTO: PAVEL ULIANOV

Nota

el

Entre los años de 1974 y 1976 cinco miembros de la familia Guzmán Cruz (Jesús Guzmán Jiménez; Amafer, Armando, Solón Adenauer y Venustiano Guzmán Cruz), originarios de la comunidad originaria de Tarejero, así como los estudiantes p´urhépecha Rafael Chávez Rosas, Doroteo Santiago Ramírez y José Luis Flores Cruz, fueron detenidos, torturados y desaparecidos por el Estado mexicano, constituyendo un crimen de Lesa Humanidad y el primer referente histórico de las desapariciones forzadas en Michoacán.

Estas desapariciones forzadas por motivos políticos, fueron ejecutadas bajo un contexto de autoritarismo, corrupción gubernamental, injusticia social, fraudes electorales y represiones masivas y selectivas. La represión se convirtió en política de Estado, sistemáticamente fueron reprimidos los movimientos sociales y políticos de oposición, así como a las personas a quienes se consideraba sus bases de apoyo.

En el estado de Michoacán, diversas investigaciones históricas permiten estimar que durante el período de la llamada “Guerra Sucia” (1960 a 1980), entre 11 y 20 personas fueron víctimas de la desaparición forzada, entre ellos, los primeros 8 casos se relatan aquí.

Las desapariciones forzadas en Michoacán, comienzan a partir del 16 de julio de 1974, fecha en que fueron detenidos por agentes de la entonces Dirección Federal de Seguridad (DFS) en coordinación con el Ejercito Mexicano, los p´urhépecha Amafer Guzmán Cruz, Concejo Directivo de la Casa del Estudiante Nicolaíta y dirigente estatal del Movimiento de Acción Revolucionaria, junto con otros tres estudiantes indígenas Rafael Chávez Rosas, Doroteo Santiago Ramírez y José Luis Flores Cruz.  Los cuatro fueron secuestrados por el Estado mexicano y trasladados a la XXI Zona Militar, para de ahí ser llevados a las instalaciones de la DFS en la Ciudad de México y posteriormente al Campo Militar No. 1, lugar donde fueron interrogados, torturados y posteriormente desparecidos.

Después de su detención, se desató una cruenta persecución en contra de sus familiares, quienes no tenían relación alguna con actividades políticas. El 19 de Julio de 1974 fue detenido por miembros de la DFS Armando Guzmán Cruz en su domicilio ubicado en Ciudad Netzahualcóyotl en el Estado de México y desaparecido. Posteriormente el 24 de Julio de 1974 por sexta ocasión, elementos del Ejército Mexicano y la DFS irrumpieron en la casa de la Familia Guzmán Cruz, ubicada en la comunidad indígena de Tarejero, Municipio de Zacapu, Michoacán, golpeando a todos los miembros de la familia y deteniendo al señor José de Jesús Guzmán Jiménez, así como a sus hijos adolescentes Solón Adenauer Guzmán Cruz de 17 años de edad y Venustiano Guzmán Cruz de 15, a partir de esa fecha, se desconoce el paradero del señor José de Jesús y del Adolescente Solón Adenauer.

En el caso de Venustiano, los agentes estatales lo pusieron en libertad antes de trasladar a su padre y hermano la ciudad de México, solo para que dos años después, en febrero de 1976, fuese nuevamente detenido y desaparecido en el estado de Guerrero.

A 44 años de su detención, tortura y desaparición forzada, el  Estado mexicano aún no respondido por estos delitos de lesa humanidad, a pesar de que la desaparición forzada  de integrantes de cinco integrantes de la familia Guzmán Cruz fue denunciada y documentada ante el Comité Nacional Pro Defensa de Presos, Perseguidos, Desaparecidos y Exiliados por Motivos Políticos , ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos quien emitió la recomendación 26/2001, en la  Fiscalía Especial para Movimientos Sociales y Políticos del Pasado, ante el Grupo de Trabajo de Naciones Unidas sobre Desaparición Forzada o Involuntaria,  y actualmente en caso se encuentra en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Finalmente, bajo una necesidad inaplazable y una deuda histórica, así como por el contexto actual, hoy más que nunca es necesario legislar en materia de desaparición forzada en Michoacán. En las pasadas cinco Legislaturas del Congreso del Estado, organismos defensores de los derechos humanos y familiares víctimas de la desaparición forzada, presentaron diferentes proyectos de iniciativas de ley para prevenir y sancionar  la desaparición forzada.

A la fecha, el Congreso del Estado no ha cumplido con esta deuda histórica, esto a pesar de que la necesidad de legislar contra la desaparición forzada está respaldada por sentencias y recomendaciones internacionales, de igual forma es imprescindible la armonización de la Ley General en Materia de Desaparición Forzada de Personas, publicada el 17 de noviembre del 2017, y existe un reclamo de miles de familias que han padecido este delito de lesa humanidad.

Twitter: @PavelUlianov

Email:  pavel-ulianov@hotmail.com

Facebook:www.facebook.com/PavelUlianov

Instagram: www.instagram.com/pavelulianovguzman

ÚNETE A LA CONVERSACIÓN

Firmas

NEPOTISMO

UN PROBLEMA QUE ATAÑE A LA POLÍTICA
MTRA. MARITZA CARRANZA ALCANTAR

Nota

on

maritza carranza

Para poder hablar del Nepotismo, es necesario que tengamos perfectamente identificada su definición, como la predilección exagerada que algunos funcionarios en actividad que ocupan cargos públicos poseen respecto a su familia, allegados y amigos a la hora de realizar concesiones o contratar empleados municipales, estatales o federales.

En estos casos, el individuo que accede a un empleo público logra el objetivo por su cercanía y lealtad al gobernante o funcionario en cuestión, y no por mérito propio o capacidad.

Esta no solo es una violación de normas éticas pero también jurídicas, ya que la Declaración Universal de los Derechos Humanos, proclama en su artículo 21 inciso 2 la igualdad de acceso a los cargos públicos, y en general al derecho de igualdad de oportunidades. Hoy en día podemos ver que en algunos casos los ayuntamientos municipales parecieran ser un negocio familiar, donde se favorecen al círculo consanguíneo cercano del edil en turno y es que es bien sabido que al lograr obtener triunfo, los primeros en buscar acomodarse en la administración entrante son los familiares quienes pese a no contar con las capacidad, conocimientos y aptitudes son designados en puestos de primer nivel con salarios elevados.

Este modo de emplear esta acción mal empleada de la política varía según los casos. Pero se trata siempre de quienes utilizan en provecho propio lo que son bienes colectivos.

Se sabe que el estar en la presidencia es de por sí, puerta abierta a una enorme cantidad de relaciones y recursos proclives a ser malversados, esto es, utilizados para provecho personal además del colectivo para el que fueron diseñados.

No hemos aterrizado en dejar la toma de decisiones en la ciudadanía, seguimos carentes de esa apertura pero sobre todo de magnificar el significado de abusar de la confianza otorgada por el pueblo para hacer de esto un modo de vida.

El nepotismo, esta maliciosa vinculación entre lo familiar y lo personal con moderna edificación institucional, nos está perjudicando dentro del sistema democrático para frenar su eficacia y productividad social y de esta forma alguna de estos “familiares”, se transforma incluso en soberbia violenta y atropello cuando la ciudadanía les recuerda su origen político.

Recordémosles a los servidores públicos que como su nombre lo indica, están para servir a la ciudadanía y fueron electos porque la gente confió en el proyecto político que encabezaban, que no se les olvide que son “Empleados del pueblo”.

Mtra. Maritza Carranza Alcantar

ÚNETE A LA CONVERSACIÓN
Continuar leyendo

Firmas

EL PUEBLO P´URHÉPECHA: PUEBLO GUERRERO

POR: PÁVEL ULIÁNOV GUZMÁN

Nota

on

pavel ulianov
FOTO: PÁVEL ULIÁNOV GUZMÁN

Históricamente, el pueblo p’urhépecha es un pueblo guerrero, antes de la invasión española, se caracterizó por excelencia como un pueblo combativo, después la conquista, se convirtió en un pueblo en resistencia y lucha.

En Mesoamérica, el papel de la guerra fue trascendental para la conformación de Estados y áreas culturales. La historia de la guerra en Mesoamérica es larga y compleja, sin embargo, las expansiones militares aceleraron el intercambio de tecnologías, ideas y patrones culturales. Entre los propósitos de guerra se encontraban: la captura de victimas para el sacrificio como componente fundamental de su cosmovisión, imponer la autoridad de una clase o grupo sobre otro y la obtención de territorios, tributos en bienes o servicios y mano de obra (Fuente: Hassig Ross / La guerra en la antigua Mesoamérica, 2007).

En este contexto, en el antiguo territorio de lo que actualmente es Michoacán, el Estado era encabezado por el Cazonci o Irecha, quien a su vez, junto con su “Capitán General”, lideraba su respectivo ejército, en este marco, los p’urhépecha o “gente común”, “guerreros”, “campesinos” o “visitantes”, eran quienes nutrían el grueso de la milicia. “A cada uno de estos valientes hombres encomendaban un barrio, que era como capitanía y iba con cada barrio un principal que llevaba la cuenta de cada barrio y conocía los vecinos de el” (Alcalá Jerónimo / Relación de Michoacán,1540). Es otras palabras, las grandes masas de los p’urhépecha, combatieron y perecieron por la conformación del Señorío, constituyeron cuantitativa y cualitativamente el ejército del Señorío.

En este sentido, las armas utilizadas en el ejército p’urhépecha prehispánico, eran de cuatro géneros: a) punzantes (el arco y la flecha, así como distintas lanzas), b) punzo cortantes (el cuchillo), c) cortante (el hacha y la macana) y d) contundente (la porra y la honda). Estas armas, estaban principalmente destinadas a inhabilitar al enemigo para buscar su posterior sacrificio. Entre sus tácticas militares, sobresalían los ataques en emboscada, operaciones de engaño y camuflaje y ataques simultáneos por varios flancos (Martínez Roberto / Guerra, conquista y técnicas de combate entre los antiguos tarascos, 2009).

Los objetivos de la guerra prehispánica en Michoacán eran: a) la obtención de cautivos para su sacrificio, b) la lucha por el poder por parte de un linaje o clase social, c) el sometimiento del enemigo y d) la adquisición del tributo o el acceso de determinado recurso. Mantenía un carácter religioso, y periodos ordinarios y extraordinarios, los periodos ordinarios se realizaban siempre después de las cosechas y los extraordinarios se determinaban por las circunstancias (Ruiz Eduardo / Michoacán: paisajes, tradiciones y leyendas,1891).

Un elemento central del sistema militar p’urhépecha, es que mantenían una sólida organización de espías, lo que les daba información privilegiada. Los espías mantenían entre sus funciones: inspeccionar el terreno antes de atacar para conocer “todas las entradas y salidas de aquel pueblo y los pasos peligrosos y dónde había ríos”, mostrar la traza del pueblo enemigo al Capitán General, vigilar los caminos y a enemigos particulares para que no los tomaran por sorpresa (León Nicolás / Los Tarascos, 1904).

De igual manera, utilizaban lo que ahora se conoce como “guerra psicológica”, pues antes de arribar a un lugar determinado a conquistar, incendiaban los bosques cercanos, con lo que causaban un profundo impacto emocional, por otro lado, afectaban anímicamente a los pueblos rivales, mandando a poner señales de guerra tales como “pelotillas de olores y plumas de águilas y dos flechas ensangrentadas”, así mismo, en particular resalta el caso del sacerdote Naca, quien mandado por el Señor Zurunban, intentó levantar un ejército en contra de Tariácuri, pero éste, al saber por medio de sus espías de los planes de guerra de sus enemigos, mandó emboscar, asesinar y cocinar a Naca, para después enviarlo y darlo a comer a sus enemigos, sin que estos se enteraran de su procedencia, sino hasta después de haberlo ingerido “Y Zurunban quedó en el patio vomitando la carne, y sus mujeres, y metiendo las manos en la boca para echar la carne, y no la pudieron echar que ya estaba asentada en el estómago y vientre. Y quedó muy corrido Zurunban del engaño que le hizo Taríacuri”.

Finalmente, una incógnita del periodo prehispánico es ¿por qué los mexicas no pudieron conquistar a los p´urhépecha?, pregunta que puede responderse con las siguientes hipótesis:

a) Los P’urhépecha mantuvieron superioridad numérica durante las incursiones mexicas al actual Michoacán “Hacia 1476, Axayácatl y sus aliados con un ejército que, según las crónicas, estaba formado por veinticuatro mil hombres, marcharon con rumbo al occidente, hacia la región poblada por los renombrados purépechas…Situados ya los aztecas en territorio enemigo, descubrieron por sus espías que el ejército de Michoacán era en realidad más poderoso, puesto que tenía cerca de cuarenta mil hombres” (León-Portilla Miguel / Axayácatl, poeta y señor de Tenochtitlan, 1966).

b) La utilización del cobre para la forjación de instrumentos de guerra, tales como puntas de flecha, porras y hachas, lo que les genero ventaja en el campo de batalla (Bartra Roger/marxismo y sociedades antiguas, 1975).

c) La instauración de 3 Ciudades-Estado (Pátzcuaro, Tzintzuntzan e Ihuatzio) que permitió enfrentar con éxito la Triple Alianza (Tenochtitlan, Texcoco y Tlacopan).

“Que ya murió y se desató allá, murió en la guerra, hermosa muerte es y de valentía es” / De los que moriría en la Guerra – Relación de Michoacán.

Twitter: @PavelUlianov

Email:    pavel-ulianov@hotmail.com

Facebook:www.facebook.com/PavelUlianov

Instagram: www.instagram.com/pavelulianovguzman

YouTube: www.youtube.com/channel/UCt6bLfOjk_pxQneF5jRUqVQ

ÚNETE A LA CONVERSACIÓN
Continuar leyendo

Firmas

MIGRANTES CENTROAMERICANOS, LA MIRADA HACIA EL NORTE

TODOS MIRAN HACIA EL NORTE, SEAN CENTROAMERICANOS O SUDAMERICANOS… O MEXICANOS.
POR: CÉSAR CORNELIO APARICIO

Nota

on

migrantes
FOTO: FACEBOOK

El territorio de la Nueva España, comprendió, continentalmente, desde el suroeste de la Columbia Británica en Canadá, la mayor parte centro-occidental de USA, México, Belice, Guatemala, El Salvador, Costa Rica, Honduras y Nicaragua.  Su duración fue de 1535 hasta 1821, con la independencia mexicana como inicio de la disolución virreinal. A la fecha, con algunos matices de apreciación geopolítica, Canadá, USA y México conforman el bloque norte del continente, Centroamérica y Sudamérica completan el continente Americano.

Estados Unidos de América y Canadá, representan la tierra de las oportunidades laborales y de mejora económica familiar de la gran mayoría de los migrantes legales e ilegales; los acuerdos comerciales de mayor impacto continental, se han signado entre estos tres países demostrando además, la disposición política para participar en temas de seguridad, energía, economía y turismo principalmente. Aliados comerciales históricos pero con poca identidad en común, con mucha desigualdad en formas y fondos respecto a la cultura y las formas de gobernar.

Nuestro país, resultante de la multicultura originaria y el contacto europeo, sobre todo español, ofrece una diversidad tan rica, que basta con transitar de una región a otra, dentro de un mismo estado, para darnos cuenta de que parecieran ser muchos países en uno solo: zonas económicas de primer mundo, riquezas naturales; idiomas que no tienen raíz común con ningún otro, rasgos físicos en extremo diferentes, usos y costumbres milenarios, componentes geográficos y climáticos variados, todo eso es México.

También, es lugar de paso para poder llegar a USA; existe una ruta bien definida, principalmente por las vías del ferrocarril, para el tránsito o tráfico de personas indocumentadas en su intención de llegar a la llamada Unión Americana. Miles de centroamericanos hoy, vienen caminando por nuestro territorio y las reacciones de los mandatarios nacionales no se hicieron esperar: el presidente Trump, espera que nuestro país impida por diferentes medios, que los indocumentados crucen  México y el presidente Peña Nieto en discurso, ofrece la recepción de todo aquel extranjero que quiera acogerse al visado humanitario.

 

ÚNETE A LA CONVERSACIÓN
Continuar leyendo

LO MÁS VISTO