Sígue Notivisión en Facebook

Luego de siete años de que la planta de tratamiento de aguas residuales dejó de funcionar, este domingo el Gobernador Silvano Aureoles Conejo, dio el arranque a la rehabilitación y modernización de esta obra, misma que permitirá disminuir los riesgos de enfermedades para la población.
 
«Debería de ser una tarea de primer orden, que todos los municipios tuvieran su planta funcionando, por la salud de las y los habitantes» expresó el Gobernador al dar el banderazo de arranque de la obra que beneficiará a 2 mil 500 habitantes.
 
Actualmente las aguas residuales se descargan a un canal cuyas aguas se utilizan para el riego agrícola, produciendo riesgos de enfermedades a la población y contaminación de los cuerpos de agua de la localidad.
 
Los trabajos en la obra tendrán un costo de más de 4.8 millones de pesos.
 
Germán Tena Fernández, director de la Comisión Estatal del Agua y Gestión de Cuencas (CEAC), explicó que actualmente, las aguas residuales se descargan a un canal cuyas aguas se utilizan para el riego agrícola, produciendo riesgos de enfermedades a la población y contaminación de los cuerpos de agua de la localidad.
 
«Esta planta es para tratar 9.5 litros de agua por segundo, para que se den una idea, trata alrededor de 70 pipas al día, que es lo que desde el 2013 dejó de funcionar, porque se descompusieron algunos equipos y porque al Organismo Operador de Lagunillas le fue costosa su operación», explicó.
 
En el marco de esta gira que realizó el Gobernador a este municipio, su presidenta municipal María Macarena Chávez Flores, agradeció el respaldo del Gobierno del Estado para implementar obras de beneficio social en su territorio.
 
«Agradecemos su presencia, agradecemos las nuevas instalaciones del CECYTEM, agradezco nuestro nuevo Centro de Salud porque realmente es nuevo, y el que se vaya a echar a andar esta planta tratadora, ojalá regrese pronto», indicó.

 

ÚNETE A LA CONVERSACIÓN