Sígue Notivisión en Facebook

Morelia, Michoacán, a 20 de abril de 2020.- Con el objetivo de proteger la vida de las y los michoacanos, el Gobernador Silvano Aureoles Conejo anunció que, a partir de este lunes, inicia en Michoacán el periodo de aislamiento obligatorio y la puesta en marcha del Plan Alimentario para atender a la población vulnerable, todo ello frente a la propagación del COVID-19 en el país.

«Esto no significa estado de excepción. Como Gobernador, estoy asumiendo la responsabilidad que me corresponde para cuidar a nuestras familias en estos momentos complicados; tengan la confianza de que no dudaré en tomar las decisiones necesarias para proteger la vida de nuestra gente», destacó, en un mensaje dirigido a las y los michoacanos.

Con el periodo de aislamiento obligatorio, solamente se permitirá la movilidad de personas que realizan cualquiera de las actividades esenciales establecidas en las leyes federales durante una emergencia sanitaria y las que, por situación médica, laboral o de causa de fuerza mayor se justifique.

En esta disposición, por ejemplo, tienen actividad justificada quienes:

* Tengan que salir para adquirir alimentos, productos farmacéuticos o de primera necesidad.

* Necesiten ir a hospitales o establecimientos sanitarios.

* Deban trasladarse para asistir o cuidar a adultos mayores, menores, dependientes o personas con discapacidad.

* Se desplacen a su lugar de trabajo, sólo en el caso de actividades declaradas como esenciales. Esto cuenta también para las personas que acudan bancos o instituciones de seguros o quienes deban de salir por casos de fuerza mayor, plenamente justificado.

Todas las personas que circulen por cualquiera de estas razones o actividades esenciales, deberán atender las medidas sanitarias como el uso de cubrebocas, la sana distancia, el estornudo de etiqueta, no saludo de mano, y lavado constante de manos.

“Esta medida se toma porque, en la capital y otros municipios del Estado, se mantienen actividades en general que implican la concentración de muchas personas, como fiestas, jaripeos y celebraciones de todo tipo.

“Esto, además de ser un riesgo para las personas que asisten a estos eventos, pone en grave peligro a las más vulnerables, a nuestras familias, a nuestros seres queridos, empezando por nuestros adultos mayores, quienes tienen semanas adentro de sus casas, respetando la cuarentena”, explicó el mandatario estatal.

Confío en que esta medida ayudará a salvar muchas vidas, ya que, frente a la propagación de la pandemia en México, Michoacán –dijo- ha hecho bien en tomar decisiones, incluso antes de registrar el primer contagio.

El mandatario detalló que quienes circulen por motivos diferentes a los mencionados, se les aplicará una sanción que va, desde una multa, hasta el aislamiento obligatorio, en uno de los 10 centros que se han instalado para estos fines en todo el territorio del estado.

La sanción incluye realizar trabajo social comunitario, que consiste en llevar apoyo alimentario a grupos vulnerables; elaborar cubrebocas para adultos mayores y hacer limpieza en hospitales y centros de salud.

En este mensaje, el gobernador anunció también la puesta en marcha en todo el estado, del Plan Alimentario para proteger a los más vulnerables.

Esta acción va dirigida a quienes salen a trabajar para ganarse el alimento diario y llevarlo a sus familias, quienes hayan perdido su empleo o padecen alguna enfermedad crónica, así como adultos mayores, madres solteras y personas con discapacidad, entre otros.

«Pedirles el aislamiento sin nuestro apoyo, no sería sólo una irresponsabilidad, también estaríamos dejando a su suerte a los más desprotegidos», apuntó el gobernador.

De esta manera, el Gobierno de Michoacán entregará apoyos alimentarios dignos y suficientes a quienes lo necesiten, y se hará directamente a domicilio por las instituciones de seguridad en el Estado, bajo el mando de la Policía Michoacán.

«Lo digo muy claramente: no habrá intermediarios políticos ni sociales, vinculados a la entrega de estos apoyos. Las familias recibirán, directamente y en sus domicilios, los apoyos alimentarios; llegaremos hasta sus hogares», sostuvo.

Aureoles Conejo adelantó que para asegurar que estos apoyos lleguen a quienes lo necesitan, se instalarán Comités Regionales, integrados por Gobierno y sociedad civil, para que en ellos se determine y vigile la distribución.

Las personas que se beneficiarán con estos apoyos son:

UNO. Los enfermos de COVID-19, diagnosticados por la autoridad estatal en salud.

DOS. Los grupos vulnerables, integrados por los adultos mayores en desamparo, las mujeres embarazadas y lactantes, las personas con discapacidad y las personas con enfermedades crónico-degenerativas, como hipertensión arterial, pulmonar, diabetes, obesidad, cáncer, insuficiencia renal, hepática o metabólica, o afecciones respiratorias.

TRES. Personas que por su condición laboral hayan perdido sus ingresos; como meseros, choferes sin concesión propia, cocineras, jardineros, lavadores de autos, zapateros, músicos, entre otros.

Este apoyo podrá solicitarse a través de una llamada telefónica o mediante una plataforma digital. Y también en los Centros Integrales de Servicios instalados en los municipios de Apatzingán, Coalcomán, Huetamo, Uruapan y Zitácuaro, y en las líneas de Michoacán ALIMENTA disponibles: 52 443 530 0309 y 52 443 530 0309.

“Esta situación hay que tomarla en serio, porque en medio hay gente perdiendo la vida y mucho sufrimiento de sus familiares”, convocó Aureoles.

ÚNETE A LA CONVERSACIÓN