Sígue Notivisión en Facebook

Estatal

EN MICHOACÁN HAY UNA PÉRDIDA ANUAL SUPERIOR A LAS 60 MIL HECTÁREAS BOSCOSAS DURANTE LAS DOS ÚLTIMAS DÉCADAS

SE REQUIERE ATENCIÓN ESPECIAL Y NO SOLO CONMEMORAR EL DÍA INTERNACIONAL DE LA MADRE TIERRA

araceli saucedo

En México y estados como Michoacán, la conmemoración del Día Internacional de la Madre Tierra es propicia para asumir compromisos específicos en torno al cuidado del medio ambiente y el combate contra su degradación, indicó la diputada Araceli Saucedo Reyes, coordinadora del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática en la LXXIV Legislatura del Congreso del Estado.

La diputada por el Distrito de Pátzcuaro recordó que en Michoacán las autoridades reportan una pérdida anual superior a las 60 mil hectáreas boscosas durante las dos últimas décadas, por lo que es necesario redoblar esfuerzos para contrarrestar este problema que a todos afecta.

Recordó que el día 22 de abril de cada año, fue instituido por las Naciones Unidas como el Día Internacional de la Madre Tierra, con el objetivo de alcanzar un justo equilibrio entre las necesidades económicas, sociales y ambientales de las generaciones presentes y futuras, así como para promover la armonía con la naturaleza y la Tierra.

“Debido al alto y acelerado deterioro de nuestros recursos naturales, la tarea para revertir esta tendencia mundial devastadora del medio ambiente es titánica, nos compete a todos, y es responsabilidad de todos contribuir desde nuestra trinchera”.

Araceli Saucedo refirió que tan sólo en medio siglo, en Michoacán se ha perdido el 30 por ciento de la superficie boscosa debido a la sobreexplotación, lo que ha venido a impactar además en una alteración ambiental y climática cada vez más palpable en la entidad.

La legisladora recordó que otro problema que se va incrementando es el de la falta de disponibilidad de agua, teniendo en cuenta que en las dos últimas décadas la entidad ha perdido más del 30 por ciento del agua de los manantiales, lo que representa un acelerado deterioro ambiental.

“La pérdida de superficie forestal afecta directamente las posibilidades de captación natural del agua de lluvia y por ende del abastecimiento de nuestros manantiales, realidad sobre la que todos debemos de hacer conciencia para actuar en consecuencia”, subrayó.

ÚNETE A LA CONVERSACIÓN