Sígue Notivisión en Facebook

Estatal

CIUDADANÍA DEBE TENER CUIDADO AL ADQUIRIR UN CRÉDITO Y TENER CLARAS SUS CONDICIONES: LUCILA MARTÍNEZ

°ALREDEDOR DE 50 POR CIENTO DE LOS USUARIOS DE SERVICIOS BANCARIOS ARRASTRAN ADEUDOS EN SUS TARJETAS DE CRÉDITO

CRÉDITOS
FOTO: CONGRESO DEL ESTADO

Los ciudadanos que se vean en la necesidad de adquirir un crédito, deben cuidar el elegir correctamente la firma en que lo contraerán, y tener claras las condiciones de éste, subrayó la diputada Lucila Martínez Manríquez, integrante de la LXXIV Legislatura del Congreso del Estado.

La legisladora recordó que en la recta final del año y frente a los gastos que generan las festividades, es común que las personas adquieran adeudos para hacer frente a los compromisos, situación que se agrava aún más a inicios de año, por lo que debe haber una planeación responsable en cada hogar en el manejo de las finanzas familiares.

Conforme a datos del Banco de México la legisladora señaló que en México alrededor de 50 por ciento  de los usuarios de servicios bancarios arrastran adeudos en sus tarjetas de crédito, hipotecas, créditos automotrices, personales o de nómina.

“En caso de que la opción sea contratar un crédito, o algún tipo de préstamo es importante tener claro en dónde, cuánto es el interés que se va a pagar, y las posibilidades reales que se tienen para cubrir dicho adeudo, para con ello evitar que el remedio se vuelva peor que la enfermedad”.

Lucila Martínez Manríquez apuntó que los mexicanos son más proclives a solicitar créditos vía nómina, seguidos del automotriz y los préstamos personales, para finalmente echar mano de las tarjetas de crédito, sin medir que pueden pagar tasas de interés que van desde el nueve hasta el cien por ciento anual.

Recordó que la Suprema Corte de Justicia de la Nación, ya ha establecido criterio acerca de que no se pueden cobrar intereses excesivos en deudas con pagarés, y que en el caso de demandas el juez responsable debe revisar que los intereses sean justos y no con niveles de usura.

ÚNETE A LA CONVERSACIÓN