Sígue Notivisión en Facebook

Quiroga, Mich.-Una de las celebraciones con mayor audiencia es la Festividad de la Preciosa Sangre de Cristo en Quiroga donde se reúnen miles y miles de personas que vienen de todas partes de la República Mexicana y de todo el País.

Dentro de esta festividad una de las actividades con mayor concentración de gente es la ya tradicional limpieza de la Imagen donde es bajado el Cristo por integrantes de la comisión para darle limpieza sin embargo este año no se realiza la limpieza por haber sido restaurada días antes a la fiesta y encontrarse en perfectas condiciones.

Sin embargo los integrantes de la comisión tras recibir la bendición con el Santísimo se disponen a bajar la Imagen con toda devoción, fe y fervor entre aplausos y gritos de alegría “Viva la Preciosa Sangre De Cristo, Viva Cristo Rey, Viva Quiroga católico, Viva la Preciosa Sangre de Cristo” los sentimientos encontrados entre los que prevalece el amor, tristeza, agradecimiento, fe, alegría, esperanza, devoción y otros muchos más que los cientos de personas viven en ese momento tan especial.

La Imagen es bajada y reposa en dos bancas previamente preparadas donde los algodones comienzan a circular para ser rozados por la Imagen en sus llagas y heridas, bendiciendo el algodón que después es llevado a cientos de personas enfermas que le reciben con fe, amor y esperanza de ser sanados.

La señora Esperanza del Estado de México comentó: “Yo es la primera vez que vengo, toda mi familia me hablaba del Cristo y hoy que lo veo es imponente, grandioso, bello y le vengo a pedir que me ayude ante la enfermedad que enfrento desde hace algunos años” nos compartió.

Así mismo Don Roberto Soto que nos visita del Estado de Guanajuato y quien tuvo el privilegio de estar presente en primera fila y nos comenta: “Venir a Quiroga fue muy deseado por mi familia, yo le vengo agradecer a la Preciosa Sangre de Cristo que me hayan regresado con vida a mi hijo y que hoy está aquí con nosotros agradeciéndole después de 20 días de angustia que vivimos, pasó tiempo en el hospital por el estado tan grave en que lo encontramos pero hoy gracias a la Preciosa Sangre de Cristo está aquí con nosotros” nos comentó con los ojos llenos de lágrimas.

ÚNETE A LA CONVERSACIÓN