Contacta Notivisón TV
opinion opinion

Firmas

TODOS GANARON EL DEBATE, PERO ¿QUIÉN PEDIÓ?

LA VELDA

FOTO NOTIVISION TV
Peter Páramo

Nota

el

Ya se midieron en el debate los candidatos y hubo quien perdió más que otros y desde mi parecer nadie ganó el dichoso debate, ni siquiera los comerciantes, pues a decir de algunos, solo fueron muy pocos los invitados y se quedaron con las ganas de presenciar tan importante evento.

La que más perdió sin lugar a dudas, fue la Doctora Alma Rosa Vargas, pues iba como favorita, era la más capacitada, la que conocía todo sobre la administración pública, pues el cargo de elección popular que tiene actualmente la pone como la más informada de lo que ocurre dentro de Palacio Municipal. De igual manera ha dicho en la mayoría de sus mensajes que es doctora, que ha estado al frente de un consultorio durante 20 años, lo cual la colocaba como la más capaz.

De los candidatos fuertes estaba el candidato priísta, Cesar Baltazar, que llegaba con muy poca expectativa, pues académicamente no tiene algo que ofrecer, por lo que se esperaba más ocurrencias que propuesta, sin embargo alcanzó a dar algo de pelea frente a una candidata de la coalición PAN, PRD, MC, un poco agresiva.

Se omite el párrafo original de esta opinión por cuestiones de seguridad.

Las candidatas de MORENA y PARTIDO VERDE, salieron prácticamente ilesas, no se metieron en problemas ni en propuestas, argumentaron su falta de experiencia y de igual manera argumentaron que es una propuesta de valor el no haber participado anteriormente en elección alguna.

Pero como siempre el debate se gana o se pierde no en el evento, sino en lo posterior, por ahí trascendió que hubo molestias con la candidata Alma Rosa Vargas con uno de los partidos que representa, pues cuando el candidato Cesar Baltazar la nombró como “candidata del PRD”, pareciera como si le hubiera molestado, acción que incomodo a los militantes del sol azteca quienes hablaron con ella en el recorrido del pequeño teatro buena voluntad hacia su casa de campaña.

De igual manera surgieron rumores de que los del sol azteca habrían hecho un comentario sobre su posible falta de capacidad para ocupar el cargo de Presidenta Municipal, por ello la intervención inmediata a través de un video para desmentir tal argumento.

Sin caer en la misma sinergia de algunos firmantes de este y otros medios, sobre que no hay ni a quien irle, la verdad es que no hay quien convenza por si mismo, más bien hay que ver la viabilidad de las propuestas, pues hay quiene prometen arreglar en 5 minutos lo del agua y hay quien ofrece que con cámaras se acaba la inseguridad, pero los temas van más allá, son más profundos y solo desde mi humilde opinión los pueden resolver los equipos capacitados que están detrás de los candidatos, sin embargo, tampoco hay a quien irle, pues por tal o cual situación, los equipos sufren un desgaste en la imagen frente a la opinión pública.

Habrá que ver la recta final de la campaña que se espera se torne algo agresiva, pues la mal habida guerra sucia, no tendría por que estar siendo protagonista de las campañas electorales, pues no abonan en nada a un verdadero análisis que contribuya a fortalecer una verdadera democracia.

ÚNETE A LA CONVERSACIÓN

Firmas

HISTORIA PREHISPÁNICA DE JARÁCUARO

POR: PAVEL ULIANOV

Nota

on

pavel ulianov
FOTO: PAVEL ULIANOV

La comunidad p´urhépecha de Jarácuaro, llamada antiguamente Xarakuarhu, es una comunidad milenaria, presenta una historia continua de por lo menos 1500 años, durante la época precolombina, gracias a tres alianzas políticas e ideológicas, desempeño un papel trascendental en la conformación y expansión del Estado P’urhépecha.

De acuerdo a los registros arqueológicos, Jarácuaro fue fundado alrededor del año 550 e.c. (era común), presenta una historia más antigua que Pátzcuaro, fundado en el siglo XIV o que Erongarícuaro, establecido contemporáneamente en la primera mitad del siglo XV. Xarakuarhu significa “lugar donde se adora a la diosa Xarátanga”, diosa de la luna y diosa guerrera, una de las deidades principales del panteón p´urhépecha.

Antiguamente, Jarácuaro también se denominaba “Uarutaten hazicurin” o “Uarucaten hazicurin” (Fuente: Alcala Jerónimo / Relación de Michoacán), derivado de “Uarucua” “red de pesca” (Le Clézio J.M.G. / la Conquista divina de Michoacán) o de las expresiones “Uérhukurini jatsikurhini” “posesionarse en la orilla” (Estrada Edelmira y Bravo Lucas / 2011).

A sus habitantes, antes de la conquista española se les llamaba “Huréndetiechan”, procedente de “Huréndahperi” “el que enseña a otros” (Gilberti Maturino / Diccionario grande de la lengua de Michoacán). Mantenían un régimen tributario encabezado por su Señor “Caricaten” y sus principales divinidades eran el dios serpiente “Acuize Catápeme” y su hermana Puriupe Cuxareti (Corona José / Mitología tarasca).

Jarácuaro entra en los registros de la historia p’urhépecha uacúsecha en el siglo XIII, mediante la unión de hija de “Cúriparaxan” pescador de isla y “Pauácume” Señor uacúsecha, este hecho histórico determinará a la postre el futuro de los p’urhépecha, pues la alianza representa el encuentro entre p’urhépecha ya establecidos en el Lago de Pátzcuaro y los p’urhépecha uacúsechas o “chichimecas”, quienes hasta entonces marchaban sin rumbo fijo. La asociación sintetiza las dos tendencias que van a formar el pueblo p’urhépecha: el grupo sedentario y agrícola que representa la civilización y el grupo guerrero que aportará la fuerza. Al final, el trasfondo de la unión también significo la obtención de una base religiosa-ideológica mayormente aceptada: Curicaueri y Xarátanga.

De la unión de Pauácume y la hija de Curipaxan, llamada Patzimba (Ruiz Eduardo / Michoacán. Paisajes, tradiciones y leyendas) nacerá la máxima figura histórica de la historia prehispánica en Michoacán: Tariácuri, quien nació y fue educado durante sus años párvulos en Jarácuaro. Bajo este marco, la unión entre isleños y guerreros se fortaleció por dos factores: el matrimonio colectivo entre mujeres de Jarácuaro y hombres del linaje uacúsecha y la institucionalización de Pauácume como sacerdote sacrificador de la isla.

Sin embargo, al final ésta primera unión política se fracturó a causa la diplomacia de otro Señorío, el “reino” de Curínguaro (ubicado al sudeste del lago) liderado por Chansori, quien por medio de dos embajadas y ofreciendo mejores tierras y condiciones de comercio logra convencer al Señor de Jarácuaro Caricaten, de romper la alianza con los Uacusechas. Como resultado, Pauácume es denigrado, expulsado y posteriormente asesinado.

Subsiguientemente una segunda coalición entre el Señorío de Jarácuaro y los uacúsecha se vuelve a dar a instancias de Caricaten, quien solicita la ayuda de él entonces ya fuerte y poderoso Tariácuri, para vencer a los isleños de la Pacanda también llamada “Tiripiti honto”. A pesar de resultar vencedores, esta segunda confederación no logra ir más allá de una unión de facto, debido al razonado recelo de Tariácuri por la muerte de su padre. Sin embargo, gracias a este segundo contacto entre combatientes, el guerrero uacúsecha logra establecer nexos con Zapiuatame Zanguata principal de Jarácuaro.

La tercera y última unión prehispánica, se da con Zapiuatame, quien junto con otros principales de Jarácuaro y así como de su ejército, se pone bajo las órdenes Tariácuri y se incorporan al proceso de expansión militar. Es hasta la muerte de Caricaten, cuando Jarácuaro se suma totalmente a la fase expansiva del Señorío P’urhépecha. Zapiuatame conquista para la gloria del Señorío, Paracho, incursiona en tierra caliente dominando Purechucho y Uyameo (cerca de Huetamo) y luego anexiona Aparuato (cerca de Tiquicheo).

A modo de conclusiones, se puede establecer que Jarácuaro fue un elemento fundamental en el proceso de aculturación de los “chichimecas” P’urhépechas, compartieron con ellos conocimientos religiosos, agrícolas y biológicos, entre otras cosas, tal y como análogamente aconteció con los mexicas en el valle de México.

La milenaria isla cambio de nombre por la importancia paulatina que fue adquiriendo como centro ceremonial y militar, en un inicio se denominaba “Uarutaten hazicurin” o “Uarucaten hazicurin”, y al final cambiaron su nombre a “Xarakuarhu” en honor a una de las principales diosas de los p’urhépechas y como reflejo de su participación política, religiosa y militar en la construcción del Señorío P’urhépecha.

Antes de la incorporación total al Señorío de los Uacusechas, Jarácuaro abarcaba la propia isla, el Señorío de Tariaran (Tarian-Harocutin hoy Arocutin) y Cuyameo (isla del lago d Pátzcuaro). Tenían como tributarios a los pueblos de Uricho, Erongarícuaro, Comachuen, Pichátaro y Pareo.

Esbozo histórico presentado en el contexto de la celebración del Kurhíkuaeri K’uínchekua (Fuego y Año Nuevo P’urhépecha) conmemorado en la comunidad de Jarácuaro en el año 2011.

Twitter: @PavelUlianov

Email:  pavel-ulianov@hotmail.com

Facebook:www.facebook.com/PavelUlianov

Instagram: www.instagram.com/pavelulianovguzman

 

ÚNETE A LA CONVERSACIÓN
Continuar leyendo

Firmas

Esbozo Histórico de Janitzio: Isla Legendaria

POR PAVEL ULIANOV

Nota

on

isla janitzio

La legendaria Isla de Janitzio, antiguamente llamada Xanecho, mantiene al igual que muchos pueblos p´urhépecha, una historia milenaria, sin embargo, en la historia oficial, poco a nada se habla de ella, únicamente se le reseña como un lugar de turismo, dejando de lado su antiquísima y combativa historia.

En el XVI antes del arribo de los españoles, era habitada por p’urhépecha de la familia Tsimajkuecha, gobernados por el líder teocrático T’aré, prominente astrónomo y representante del Señorío prehispánico. En esta isla el Cazonci Tzíntzicha (Tangáxoan II) mantenía tesoros “ocho arcas de rodela de plata y mitras llamadas angáruti, plata fina, cada doscientas rodelas en cada arca y mitras de plata, y unas como tortas redondas llamadas curinda, cuatrocientas, y esta plata la había puesto allí su padre llamado Zuangua, dedicadas a la luna” (Fuente: Alcalá Jerónimo / Relación de Michoacán).

El 25 de junio de 1522, los españoles al mando de Cristóbal del Olid entraron en Tzintzuntzan, eran acompañados por miles de aliados indígenas. Ávidos por tesoros, su objetivo en específico era saquear el tesoro que los Cazonci habían acumulado por más de 150 años y que tenían repartido entre las islas de Janitzio, Pacanda, Urandén, entre otros lugares, eran llamadas por los españoles como las “Islas del Oro” (Agraz José / Tesoros de México).

Durante la independencia, después de la decapitación de Hidalgo y el fusilamiento de Morelos, la isla de Janitzio funcionó como fuerte insurgente. “los independientes habían fortificado el islote de Janicho, construyendo en la altura que lo domina una línea de circunvalación que media más de dos mil varas castellanas (más de 1,676 m), con cinco reductos en los ángulos de la misma eminencia”. (Riva Palacio Vicente / México a través de los siglos).

El Coronel Castañón bajo las órdenes directas de Calleja, fue el encargado realista de someter el fuerte de Janitzio, arribó a las orillas del lago de Pátzcuaro a mediados de septiembre de 1816. Su primera tarea consistió en abastecerse de canoas para el transporte de sus tropas, su segundo quehacer gravitó entorno a ocupar puntos estratégicos en la periferia del lago, para evitar que los insurgentes escaparan. Subsiguientemente mandó cañonear la isla insurgente y concretó su asalto. Al final grande fue la sorpresa de los soldados realistas al encontrar abandonadas las fortificaciones, desmantelados los reductos y desierta la isla. Los defensores habían huido anticipadamente a la isla de Jarácuaro y los realistas se contentaron con destruir las fortificaciones, rescatar la artillería hundida por los insurgentes y mantener un destacamento en el lugar.

En época contemporánea, durante el sexenio de Lázaro Cárdenas del Rio (1934-1940) fue concebida la idea de construir una estatua monumental en honor al General Morelos, encargada a los escultores Guillermo Ruiz y Juan Cruz Reyes, así como al pintor Ramón Alva. En 1933 Silvestre Revueltas compuso una viñeta sinfónica de nombre Janitzio en homenaje a la isla. En 1934 y en 1949 fueron filmadas respectivamente “Janitzio” y “Maclovia” películas que se encuentran dentro de las 100 mejores de la filmología mexicana y que fueron protagonizadas en la isla. En 1947 Diego Rivera pintó el lienzo “La Ofrenda en Janitzio”.

En julio del 2000, comuneros de Janitzio fueron condenados a 20 años de cárcel por defender su derecho a la pesca y al trabajo, acusados de supuesta “privación ilegal de la libertad”, en agravio de empleados de la Profepa, quienes impusieron unilateral, arbitrariamente y sin notificar a la comunidad una veda, y destruyeron redes. “La mañana del 2 de marzo de 2000, los pescadores del lago de Pátzcuaro descubrieron a dos inspectores de la Profepa que, custodiados por policías armados, destruían sus redes tendidas la noche anterior. Hicieron sonar las campanas de la iglesia de Janitzio; la multitud corrió al embarcadero y soltó las amarras. En medio del lago se dio un forcejeo y la población retuvo a los funcionarios federales y a los guardias” (Venegas Juan / Indultan a 2 comuneros de Janitzio; dos más, con orden de aprehensión).

Después de más de 19 meses de cárcel y de que fueron denegadas todas las apelaciones legales que interpusieron para revertir la condena, fueron “indultados” por un delito que nunca cometieron por el entonces Presidente de la República Mexicana Vicente Fox, demostrando como la movilización social y la unión de las comunidades indígenas, pueden lograr dar marcha atrás a las injusticias y a las políticas dictadas desde atrás de un escritorio.

Twitter: @PavelUlianov

janitzio

Email:  pavel-ulianov@hotmail.com

    Facebook:www.facebook.com/PavelUlianov

Instagram: www.instagram.com/pavelulianovguzman

 

ÚNETE A LA CONVERSACIÓN
Continuar leyendo

Firmas

HISTORIA PREHISPÁNICA DE SANTA FE DE LA LAGUNA (UEÁMUO)

POR PAVEL ULIANOV

Nota

on

santa fe

Al igual que múltiples pueblos p’urhépechas, Santa Fe de la Laguna, antiguamente llamada Uayameo o Ueámuo, jugó un papel trascendental en la historia prehispánica de Michoacán, en el lugar, se fundó el tercer establecimiento de rasgos teocráticos basado en el culto a Curicaueri, sin embargo la historia de Ueámuo y otros numerosos pueblos precolombinos, aún es desconocida para el conglomerado de la sociedad Michoacana.

Al final del siglo XII arribaron a Michoacán los p’urhépechas “chichimecas”, estableciéndose en un lugar llamado Uirúguarapexo, dentro del área de influencia del Señorío de Naranja, cerca de Zacapu (Fuente: Alcalá Jerónimo / Relación de Michoacán). Allí construyeron un emplazamiento y por medio de una alianza matrimonial, se instituyó un pacto entre los recién llegados guerreros y los agricultores que ya habitaban la ciénega, originándose con ello un primer proceso de aculturación para los uacúsechas. A la postre la asociación se rompe por violar un acuerdo religioso de no tomar venados destinados a Curicaueri y estalla la guerra.

Los uacúsechas encabezados por Hireti Ticátame, después de que este hirió a dos principales de Naranja, son obligados a replegarse a Zichaxuaro donde fundan un segundo pueblo. Subsiguientemente un “escuadrón” formado por los ejércitos de Naranja y Comanja, atacan y destruyen el pueblo, resultando muerto el propio dirigente “águila”. Su hijo Sicuírancha recorre con su pueblo la región del lago de Pátzcuaro (Le Clézio  J.M.G.  / La conquista divina de Michoacán) y en la parte norte funda el tercer asentamiento denominado Uayameo o Ueámuo.

En Ueámuo se establece un Señorío previo a la conformación del Estado P’urhépecha que dura aproximadamente 100 años, de 1250 a 1350 (Espejel Claudia – 13/mar/2011 / III Encuentro Historia y Tradición Cultural P´urhépecha). Aquí se construyen templos y casas para la clase sacerdotal y se realizan exploraciones alrededor del lago que posteriormente les permitirán fundar nuevos Señoríos. Es decir, Ueámuo funciona como una especie de punta de lanza, que les abre el posicionamiento del lago, el sondeo de los alrededores y a continuación la instauración de lo que serían núcleos de la cultura p’urhépecha, Pichátaro, Iramuco, Pareo y Curínguaro.

Durante la instancia en Uayameo gobiernan respectivamente 4 señores, Sicuírancha, Pauácume, Uápeani y Curátame, todos enterrados con sus correspondientes honores al pie de yácatas. En el periodo precolonial, vivieron un siglo organizados a través de linajes: Eneani, Tzacapu Ireti, Uanacase y los Uacúsecha, sin embargo, al morir Curátame se fraccionan los “chichimecas”. Estableciéndose un mito divisorio y a la vez fundacional en torno a la diosa luna Xarátanga.

Más allá de la leyenda, la dispersión pudo obedecer a distintos factores, el crecimiento de la población, la competencia por los recursos del lago, el reacomodo de las élites gobernantes (Torres Ramón / La Educación en Michoacán Época Prehispánica) o incluso el acoso de los grupos rivales de los que originalmente venían huyendo.

La separación gira en torno a los señores principales y sus dioses vitales los llamados Tiripimencha. El líder Tarépecha Chánshori se lleva al dios Uréndequabécara y funda el señorío de Curínguaro, el Señor Ypínchuani traslada a la deidad Tirípeme xugápeti y crea el señorío de Pichátaro, el principal Tarépupanguaran reubica a su dios Tirípeme turupten en Ylámucuo, el cuarto jefe Máhicuri reasienta al Dios Tirípeme caheri en Paréo, por último, los hermanos Uápeani II y Pauácume II, se llevan consigo al omnipresente Curícaueri. Los Tiripimencha eran deidades hermanos de Curicaueri y pilares principales del panteón P’urhépecha (Corona José / Mitología Tarasca). La separación del grupo chichimeca ocasionó también la movilización del pueblo de Tzintzuntzan, que se trasladó a Tarherio y después a Zipixo, donde construyeron un juego de pelota, una Yácata e instalaciones sanitarias.

Ueámuo es pues una prestigiosa zona mítica, último centro de residencia y destino final de los Tiripimencha, lo que pudo originar la posterior fundación del Hospital Pueblo en ese preciso lugar, ya que Vasco de Quiroga debió conocer el poder de atracción religiosa del tercer pueblo p’urhépecha (Cerda Igor – 13/mar/2011 III / EHTCP). Después de la conquista Uayameo fue reclamado como tierras patrimoniales de la familia Huitzimengari (León Ricardo -13/mar/2011 / EHTCP). Finalmente, Santa Fe de la Laguna como tal, fue fundada “formalmente” el 14 de septiembre de 1533 (Warren Benedict / Vasco de Quiroga y sus Hospitales-Pueblo de Santa Fe).

ÚNETE A LA CONVERSACIÓN
Continuar leyendo
Publicidad

NOTICIAS POR FECHA

junio 2018
L M X J V S D
« May    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Facebook

LO MÁS VISTO